martes, 27 de septiembre de 2011

JUAN DE ALCEGA: UN SASTRE DEL SIGLO XVI

Cuando acudimos a un museo importante, como por ejemplo el Museo del Prado en Madrid, y nos dirigimos a la galería de retratos de los miembros de la realeza española del siglo XVI, nos quedamos fascinados ante la ceremoniosa y arrogante etiqueta de esos personajes. Cuando España marcaba las pautas de la moda en toda Europa, los pintores de la corte plasmaban con todo lujo de detalles sus trajes a la española. Es entonces, cuando nos preguntamos quién, o quiénes, se encargaban de confeccionar a medida aquella fastuosa indumentaria. La respuesta es sencilla: los sastres.

El sastre. Giovanni Moroni. Ca. 1571



Tijeras de sastre. Siglo XVI












En el siglo XVI había gremios de sastres instalados en la mayoría de las ciudades.  En esta época, el oficio  alcanzaría un florecimiento nunca visto antes, ya que la moda imperante tendía a comprimir el cuerpo, y ello  requería de sastres hábiles y diestros en el arte de medir, cortar y componer guarniciones de cualquier género. Trazar todo tipo de patrones para hombre, mujer o niño. Dominar además, la geometría y  la aritmética, y por supuesto, ser prudentes, pacientes y discretos para adaptarse a los gustos y caprichos de su exigente y acomodada clientela. Por todo ello, un sastre de gala cobraba buenos sueldos por su trabajo.
Cuando la Corte española se estableció en Madrid en 1561, numerosos sastres de otras zonas de España y también extranjeros, se desplazaron hasta allí para establecerse, y atender la gran demanda de trajes para los miembros de la realeza, los nobles, los cargos públicos, los miembros del clero, y los numerosos embajadores que se instalaron en la capital.
Entre aquellos sastres que residían en Madrid, destacó uno especialmente, llamado Juan de Alcega - hombre culto y descendiente de una casa ilustre de Guipúzcoa- autor del  tratado sobre la técnica del oficio, titulado Libro de geometría práctica y traça, el qual trata de lo tocante al officio de sastre, publicado en Madrid en el año de 1580 y reeditado en 1588.



Cubierta del Tratado de Juan de Alcega. 1580

Este tratado, - uno de sus ejemplares se conserva en la Biblioteca Nacional- pionero en su género, debió de ser muy útil en todos los talleres de sastrería de la época.
Para la elaboración de todo tipo de prendas, Alcega trazó detallados patrones, explicando incluso cómo debían disponerse las distintas piezas sobre el tejido, para su mejor aprovechamiento a la hora de cortarlas. 
Patrón de saya y sayuelo de seda para mujer...


con manga de punta entera.


Patrón de Jubón de seda para mujer.

A. Sánchez Coello. Infanta Isabel Clara Eugenia, 1579
Esos patrones, una vez cortados en aquellos lujosos tejidos, y cosidos totalmente a mano, tendrían un aspecto similar al de las ropas de la retratada.

La infanta Isabel Clara Eugenia, hija de Felipe II, viste un traje de dos piezas;  sayuelo o cuerpo con mangas de puntas (abiertas y largas)  y una saya o falda.  Debajo de las mangas del sayuelo, se asoman las del jubón que va debajo.

Para concluir, queremos resaltar no sólo la figura de Juan de Alcega, cuyo legado se ha convertido en un documento fundamental para el análisis de la moda española de fines del siglo XVI. Sino también reivindicar el trabajo de todos aquellos sastres que trabajaron en la sombra, en un oficio a menudo despreciado socialmente, pero crucial en la historia del traje, ya que en nuestra opinión fueron de alguna manera, los precursores de la Alta Costura iniciada tres siglos más tarde.
 








8 comentarios:

  1. La primera publicación de corte en Occidente y se la debemos a un español : ) Los vestidos como el de la infanta Isabel Clara Eugenia, pesaban más, en su conjunto, de lo que pesaba la mujer que lo portaba ;)Había algunos que, con todo y verdugado, se ponían sabrosamente en los 40 kilos de peso :)

    ResponderEliminar
  2. Tuve el privilegio de restaurar en el museo del Traje de Madrid un Jubón del siglo XVII que todavía puede verse en exposición (Nºinv.CE001037).
    Es na pena pena que no pueda agregar una imagen porque tiene una hechura muy aparecida a la del sastre de Giovanni Moroni pero sin mangas. Como fue "modelo del mes" en octubre de 2004 os envio el enlace.
    http://museodeltraje.mcu.es/popups/10-2004%20pieza.pdf

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu enlace, es muy interesante...

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la informacion, es extraordinaria

    ResponderEliminar
  5. Que gran trabajo, desconocía el libro de Juan de Alcega. He tomado nota por si algún día puedo ir a verlo. Esta expuesto?

    Muchas gracias por compartir tan fantástica información.

    ResponderEliminar
  6. // GRACIAS POR DARNOS A CONOCER TODO LO RELACIONADO CON LOS "SASTRE" Y LA SASTRERÍA ( PAZ Y BIEN )

    ResponderEliminar
  7. // GRACIAS POR DARNOS A CONOCER TODO LO RELACIONADO CON LOS "SASTRE" Y LA SASTRERÍA ( PAZ Y BIEN )

    ResponderEliminar
  8. // GRACIAS POR DARNOS A CONOCER TODO LO RELACIONADO CON LOS "SASTRE" Y LA SASTRERÍA ( PAZ Y BIEN )

    ResponderEliminar