lunes, 5 de diciembre de 2011

DETALLES DE MODA: EL NECESER DE VIAJE


En mi post titulado "Un verano en Biarritz", os describí con todo detalle el vestuario, y los complementos que las damas elegantes del siglo XIX, llevaban en sus baúles para pasar las vacaciones de verano. En esta ocasión quiero hablaros de otro elemento presente y fundamental en aquellos viajes...
Se trata del neceser de las damas, objeto que nos revela aspectos íntimamente ligados a la moda de entonces, como la cosmética y los perfumes.

Retrato de dama con su neceser, del pintor Georges Crogeaert (1848-1923)
 

Georges Croegaert. Dans le Boudoir, 1891

Durante el siglo XIX, las señoras empleaban gran cantidad de afeites y ungüentos para "aumentar sus gracias naturales", según la publicidad de la época. Los productos de moda preferidos por las españolas de entonces eran de lo más variado; extracto de oso, dentífricos de jaramago o miel inglesa. Mucílago y Vinagrillo de Sevilla contra las canas, perfume para la ropa, perlas oleaginosas de Venus, pastillas, bolas, esencias, polvos y cremas de todas clases y colores.






Hacia 1840 nació en España la moda de los viajes, y las damas recurrieron al neceser  de viaje para transportar cómodamente, la gran cantidad de productos de belleza que poseían, sin tener que renunciar a ninguno. 
No podían faltar los frascos de cristal con tapa de plata labrada, para las esencias y perfumes, como el Agua de Ninón y el Violeta de Parma, muy de moda en ese entonces.
A ello había que añadirle los utensilios necesarios para el peinado; peines, cepillos, alfileres, lazos. Sin olvidarnos de las joyas, que se guardaban en un compartimento especial con espacio para las sortijas, brazaletes y collares.



Comenzaba la moda de llevar las uñas largas, y ello hizo necesario el empleo de útiles para la manicura, como éstos con mango de nácar y marfíl. Los instrumentos con forma de gancho en su extremo, eran utensilios imprescindibles en cualquier neceser femenino, ya que servían para abrochar las botinas y los guantes de Suecia.

Raimundo de Madrazo y Garreta. La toilette, ca.1890
Para la belleza del cutis, las damas adquirían cremas de alabastro, de pepino o leche de Bengala. Aguas de todo tipo; de perla, de Corinto, de Atenas. También Aceite de Rusia y Hielo de San Petersburgo...


No sería posible comprender la moda, sin conocer sus detalles. Los objetos presentes en el arreglo cotidiano de las mujeres, eran tan importantes como las telas, vestidos y complementos. El cuidado de la belleza, y los elementos que empleaban para ello, completan la imagen de una época.


Mi especial agradecimiento a Doña Luisa del Hoyo Monteverde, quien gentilmente me ha permitido fotografiar el precioso neceser del siglo XIX que perteneció a su bisabuela, y que me ha servido para ilustrar esta entrada.





10 comentarios:

  1. Me ha encantado tu post! y que gracia casualmente ayer estuve en Biarritz y publiqué unas fotos de ahí...
    Bss
    http://thepersonalshopperdiaries.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Biarritz, además de ser una hermosa ciudad, fue un lugar de referencia para los veraneantes de las clases adineradas durante el siglo XIX.

    ResponderEliminar
  3. Me siguen alucinando los nombres de los cosméticos :D y me azuzan la curiosidad de saber la composición!!!
    Me encantó! ¿qué remedios estéticos usarían las damas de clases más humildes? surgen muchas preguntas cuando leo tus posts...
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por hacer este blog, con entradas siempre tan interesantes y referentes a todos los aspectos de la moda.

    Enhorabuena por vuestro trabajo.

    Nereida

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias. Para mí es un placer rebuscar en los documentos y encontrar aspectos relativos a la vida cotidiana de las mujeres. Siempre me sorprenden.

    ResponderEliminar
  6. Pues creo que la mas sorprendida soy yo... Por lo poco o nada que sabia de este tema... Me encanto... Y ahora ya se que no te confundiste al poner AFEITES... Xdxdxd... Menos mal que existe internet... Muackkkkk....

    ResponderEliminar
  7. Hola Marta! gracias por tu comentario. En temas relativos a la historia tampoco te puedes fiar mucho de Internet. A veces la historia se ve falseada, y siempre hay que mantener cierto escepticismo.Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Karin! estoy deseando que publiques algún nuevo contenido!
    Bss,
    http://thepersonalshopperdiaries.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado el post, nunca había visto un neceser tan valioso e interesante.
    Besos
    http://makbelous.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias Makbelous!!. He visitado tu blog y es muy interesante, y sobre todo, con consejos prácticos. Me ha gustado y prometo visitarlo con calma...

    ResponderEliminar