martes, 19 de junio de 2012

HISTORIA DE LOS TEJIDOS: EL MOIRÈ

Como ya sabéis, mi blog no sólo trata de la evolución de la moda, también trata de los tejidos. Por ello, he pensado incluir pequeños post en los que iré hablando de forma un poco más técnica de las telas más significativas y curiosas de la historia. 



Hoy comenzaré con el Muaré -palabra que proviene del francés Moirée- interesante tejido que posee unas características singulares que lo hacen muy especial


La definición es clara y sencilla:  "El muaré es un tejido generalmente de seda, cuya característica principal consiste en que su superficie acanalada produce unos efectos ondulantes que van cambiando con la luz"
 
Casaca masculina de muaré, c. 1760. Victoria and Albert Museum, Londres
El muaré se emplea desde hace más de 250 años, tanto en ropa de hombre como de mujer, aunque su verdadero auge se produjo hacia mediados del siglo XIX



Vestido de día de muaré, c.1858. Victoria and Albert Museum, Londres


Imagen de la reina Victoria de Inglaterra, donde luce una falda y sobrefalda de muaré, 1861

El muaré era un tejido refinado y muy caro; tanto por estar fabricado con seda, como por su compleja elaboración


Capota de boda forrada con muaré, c.1845. FIDM Museum, Los Ángeles

El muaré se aplicó en todo tipo de trajes de lujo. También en accesorios, adornos y cintas para el pelo, e incluso para forrar el interior de prendas y objetos, como baúles, bolsos, carteras, libros y hasta cajas de sombreros

Vestido de baile con corpiño, sobrefalda y lazo de muaré, c.1885. Victoria and Albert Museum, Londres

El muaré auténtico se aplica a telas acordonadas de la familia de los gro, como el fay o el otomán cuya característica es el ligamento acordonado en el sentido de la trama.
 

Detalle del lazo posterior

Los cordones de la superficie del tejido son indispensables para obtener el dibujo que forma las aguas, pues la tela deberá pasar por un proceso de acabado, mediante el cual, se disponen capas de tejido, unas sobre otras, para ser aplastadas mediante unos enormes y pesados rodillos metálicos calientes. Así, mediante calor y presión, se obtienen unas zonas planas y otras no. Al quedar el tejido aplastado de forma parcial, se producen esos reflejos de luz tan característicos del muaré

Fotografía de Irving Penn, años 40. La modelo luce una capa con forro de muaré
Como la moda es caprichosa y cambiante, hacia los años 30 y 40 del siglo XX, el muaré se volvió a emplear en trajes de novia y fiesta. Las mujeres adoraban este tejido por las connotaciones que posee de lujo y calidad, no en vano, había sido uno de los tejidos favoritos de los nobles y la alta burguesía durante el siglo anterior...



Traje de novia de muaré blanco. Diseño de Molyneux, c.1948. Victoria and Albert Museum, Londres



Diseño en lana con aplicaciones de muaré. Givenchy, 1955. Victoria and Albert Museum, Londres

Vestido de novia en muaré, 1963. Victoria and Albert Museum, Londres

Vestido de calle de muaré. Dior, 1952. Kyoto Costume Institute
Para finalizar, me quedo con este vestido de Dior, quien lo aplicó en uno de los trajes de la "Ligne Profilée" que presentó en 1952, otorgando al muaré, una nueva carta de naturaleza al aplicarlo a elegantes vestidos de día...



21 comentarios:

  1. Karin me imagino que este tejido al tener seda en su composición es fresquito ¿no? o por el contrario ¿no hay problema en utilizarlo en otra estación del año?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, la verdad es que no es demasiado fresco, pues se trata de un tejido un poco grueso, debido al
      acanalado que posee

      Eliminar
  2. ¿Dónde se fabricaba este tejido? ¿De dónde es originario?
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, al parecer es originario de Francia, pues su nombre es "moiré", palabra francesa. Un saludo!

      Eliminar
  3. Menuda lección sobre el Moiré :))
    Siempre me ha fascinado este tejido. Preciosas imágenes, en especial la de Irving Penn me ha encantado!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también. Me parece muy elegante!!!
      Saludos!

      Eliminar
  4. Me ha encantando tu explicacion tan detallad y las fotos de Victoria and Albert Museum,yo que trabajo para la firma Jesus del Pozo conocia este tejido pero no su historia, de tu post me quedo con el conjunto de falda y chaqueta tableada de Givenchy, por la combinacion de tejidos.
    Saludos de una fiel seguidora .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el muaré hoy en día es el gran desconocido, ya que su apogeo estuvo en el pasado. Pero es tan interesante, que vale la pena recuperarlo...
      Un saludo!

      Eliminar
  5. Un tejido muy bonito. No sabía que existía desde hacía tantos años y me ha asombrado porque en la actualidad sigue sorprendiendo.
    Besos Karin.

    ResponderEliminar
  6. Es la primera vez que posteo en tu blog, aunque alguna que otra vez lo he hecho por facebook con mi nombre: Olga Nuevo. Pero no podía pasar esta entrada por alto y sin hacerte un comentario.
    A mí, particularmente, no es un tejido que me entusiasme a la hora de diseñar, quizás debido a que tiene ese tipo de grosor y su caída es prácticamente nula. Pero, has puesto unas imágenes, como el diseño de Givenchi y de Dior, que es posible que cambie de idea.
    Muchas gracias por este gran aporte que nos ofreces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Olga, la verdad es que no intento convencer a nadie de las bondades del muaré, tan sólo dar a conocer aquellos tejdos que me parecen especiales o interesantes. En mi caso, tengo recuerdos del muaré por el forro interior de un bolso de fiesta que tenía mi madre. Cuando yo era niña, me fascinaba aquel tejido que brillaba de forma especial. Desde entonces quedó grabado en mi memoria...En cualquier caso, si ahora te gusta un poco más, me alegro mucho de haber contribuido a ello!
      Un cordial saludo!

      Eliminar
  7. Me encanto tu post ... Todas las fotos divinas pero el primer vestido de novia y el ultimo de Dior .. Ummm me los pido jijiji preciosos... Muackkkk

    ResponderEliminar
  8. Me encanta conocer un poco más sobre este tejido y esos modelos son espectaculares.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Hola Karin,

    Una vez mas me quedo encantada. La verdad no sabia de la versatilidad que este tejido ha tenido. Igual que tu mi preferido fue el vestido de Dior. Podrá ser por la época de los 50's quizás? Puede que si! :)

    Gracias por otra bella lección. Un fuerte abrazo!

    Saludos,

    María

    http://onestyleatatime.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Es muy ameno e interesante leerte, cada vez que visito el blog me quedo un buen rato leyendo.
    Me gusta el Moirè, hace años lo he usado en algunos vestidos y chaquetas de fiesta, aunque hace tiempo que no lo veo.
    La moda es cambiante, pero siempre vuelve.

    ResponderEliminar
  11. Un post genial y esclarecedor. Conocía el "efecto muaré" por temas laborales (nada que ver con telas, es algo que hace la roseta en la impresión offset), y cuando conocí esta tela, como te comentaba en facebook, creí que era moderna precisamente por lo especial que es. Me has aclarado mucho su uso, porque si bien es verdad que lo había visto en cuadros de mediados del siglo XIX desconocía su orígen y que se había usado mucho antes. De los diseños sin duda mi favorito es el diseño en lana con aplicaciones de muaré de Givenchy, que elegante y que preciosa chaqueta.
    Como siempre un post genial. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegra que te haya servido para conocer algo más sobre este precioso tejido.
      Un saludo!

      Eliminar
  12. me encantó la explicación, pero no encontré que pusieras en qué se diferenciaba del otoman... como decías en facebook

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el otomán, normalmente es más grueso, aunque hay de diferentes grosores. El moiré se puede realizar con base moiré, faya o gro. Lo fundamental es que sea un tejido con superficie acanalada. El proceso de acabado, que le confiere una superficie que hace "aguas", es lo que le hace tomar el nombre de moiré. Ya no es otomán, o un gro, para convertirse en moiré. Esto no me lo invento yo, es así desde siempre...
      Un saludo!

      Eliminar