miércoles, 4 de julio de 2012

EL ESPÍRITU DE LOS AÑOS 30 (I)

INTRODUCCIÓN

La actual crisis que vivimos en Europa, me ha recordado la que se inició en 1929, tema que estuve trabajando el pasado año, a lo largo de dos meses en mi página de moda de Facebook, y que denominé "El espíritu de los años 30", donde traté diversos aspectos de aquella época relacionados con la mujer y la moda. He querido reciclarlo y publicarlo en mi blog para que no se perdiera en el tiempo. Como era un tema largo, lo he dividido en dos partes. Espero que os gusten...


LA DIFUSIÓN DE LA MODA

El espíritu de los años 30 se inicia el 29 de Abril de 1929, cuando la Bolsa de Nueva York cierra sus puertas, iniciándose la Gran Depresión. Estados Unidos y Europa se sumen en una profunda crisis económica, política y social. Esta situación también influirá en el arte y la moda.  

El cine y las revistas se proponer difundir un estilo de vida bastante irreal, que hiciera olvidar por unos momentos la situación de precariedad que se vivía. Por unos pocos centavos se podía adquirir una entrada para el cine, o un ejemplar del Vogue

  

Portada de la revista Vogue americana. Noviembre, 1930

A través de dibujos y fotografías, las revistas difundían los modelos de los grandes modistos que vestían las damas de la alta sociedad y las actrices de cine.
Aunque las mujeres de clase media no pertenecían a  aquel mundo, al menos podían sentirse partícipes de él a través de la lectura, del
cine, o leyendo un ejemplar del Vogue





CINE Y FOTOGRAFÍA

Fotografía de Cecil Beaton, publicada en el Vogue británico en 1938.
Con las revistas femeninas, la fotografía de moda alcanzó un auge desconocido hasta entonces. Surgirá en estos años una élite de fotógrafos; Cecil Beaton, Man Ray, Hoyningen-Huené, Horst P. Horst, y Anton Bruehl entre otros. Cada uno imprimirá en su trabajo, una visión particular de la moda y de los personajes retratados. Con ellos, la fotografía se convierte en un arte cuyo nivel estético y técnico irá más allá del mero reportaje
 
Gloria Swanson vestida por Coco Chanel en "Tonight or Never", 1931
En estos años, el cine se convierte en un fenómeno sociológico. El glamour de Hollywood seduce a las masas. Las actrices adoptan poses artificiales, lucen trajes fascinantes, maquillajes y peinados seductores. Las mujeres quieren parecerse a sus estrellas favoritas, y acuden al cine a contemplar esos maravillosos conjuntos para el día y la noche.

ARTE Y MODA

  La actriz Ina Claire vestida por Coco Chanel para la película "The Greeks Had a Word for Them", 1932
Este modelo de novia diseñado por Chanel y confeccionado en satén blanco, refleja las líneas generales del estilo imperante; cintura y caderas marcadas mediante un patronaje muy elaborado, donde un juego de piezas acaban en nesgas, dando movimiento al vestido a partir de las rodillas

Magnífica ilustración con claras influencias de Matisse, de R. Grafstrom para la revista Vogue. 1933
Estos dos modelos de fiesta, resumen la tendencia para noche del momento; faldas amplias y largas hasta el suelo, plumas, capas, tejidos vaporosos, caderas marcadas, pronunciados escotes en la espalda y cabellos cortos que contribuyen a estilizar la figura femenina. El arquetipo era el de una mujer alta y delgada

Ligero y vaporoso vestido de seda chiffón diseñado por Chanel en 1934
Si en la imagen anterior vimos la influencia de Matisse sobre una ilustración de moda, en ésta, la modelo aparece elegantemente sentada en una butaca de tubos de acero diseñada en 1925 por Marcel Breuer, arquitecto y alumno de la Bauhaus 

MODA PARA EL SOL

Modelo para la playa de Elsa Schiaparelli. Portada del Vogue francés, 1932
Con la nueva afición a los baños de sol, surgirá la necesidad de vestir ropa adecuada para la playa o el balneario . La alta costura se encargará de crear elegantes modelos para estas ocasiones, y las líneas esbeltas serán también predominantes


Modelos para el verano, 1934

Pantalones abotonados con anchas perneras, largos o cortos. Blusas sin mangas y grandes escotes en pecho o espalda. En cuanto a los tejidos para el verano, los diseñadores emplearán el algodón, sólo, o mezclado con fibras artificiales como el rayón o la viscosa







MUJER, MODA Y SOCIEDAD


En los Estados Unidos de los años 30, la mujer conquistó nuevas cotas de libertad; mayores derechos civiles, libertad para tomar baños de sol, practicar deporte, y por supuesto, libertad a la hora de vestir con prendas más amplias y cómodas durante el día.


Imagen de Eva Braun a mediados de los años 30, vestida con un traje regional alemán
Sin embargo, en esta década, la moda también se convertirá en vehículo de propaganda política. En una Europa donde la grave crisis económica provocaba paro y miseria, en países como Italia y Alemania -alentados por la propaganda fascista- se fomentará la industria textil nacional, en detrimento de las modas importadas de París, consideradas decadentes

Imagen reproducida en una revista italiana de los años 30, donde se ridiculizaba a la mujer trabajadora.
El fascismo rechazaba la idea de que la mujer trabajase fuera del hogar, promoviendo la imagen de la mujer femenina, dócil frente al hombre, y sobre todo, asumiendo el rol de ama de casa y madre ejemplar. Por eso, la moda para los trajes de día se volverá mucho más conservadora que en la década anterior


La moda en la España de los años 30 se verá violentamente truncada con la Guerra Civil de 1936. Hasta ese momento, habían surgido modistos como Antonio Castillo o el maestro Balenciaga.
La ropa de calle tendrá influencias francesas, con siluetas esbeltas, donde primaba la sobriedad. Vestidos, trajes sastre, faldas tubo, plisados, abrigos y gabardinas 3/4. En todas estas prendas, predominarán siempre, los colores sobrios


ALTA COSTURA Y MODA MASCULINA

Figurín francés de abrigo con aplicaciones en piel, 1933
El consumo de productos de moda se verá estimulado por el ejemplo de la Alta Costura. El repertorio técnico puesto a disposición de los talleres de confección, se irá desarrollando cada vez más, contribuyendo a la democratización de la moda


Figurines de trajes de novia pertenecientes al catálogo de las Ediciones Podselver, París, 1935

Confeccionados en crêpe y terciopelo de seda, estos vestidos siguen las tendencias generales de la moda de aquellos años; sobriedad, silueta esbelta, cintura marcada y cortes al bies. Los adornos se concentraban en el cuello, hombros y cintura, donde se permitía alguna fantasía.  Velos discretos y pegados a la cabeza


El actor Fred MacMurray en 1936
Para finalizar este bloque, no quería olvidarme de los hombres, quienes también tenían un referente estético en el vestuario de los actores de Hollywood. En este ejemplo, el actor Fred McMurray viste un elegante traje de rayas diplomático, chaqueta cruzada con doble botonadura, y anchas solapas. El conjunto se completaba con una camisa de cuello americano, corbata oscura, y pañuelo blanco de bolsillo.








18 comentarios:

  1. Me ha encantado este post. Muy completo y bien elaborado, realmente nos da una visión clara de la moda y la sociedad de aquellos años. Te felicito!!!

    ResponderEliminar
  2. Interesante lo que dices de la propaganda política y la moda. Estoy leyendo Nazi Chic de Irene Guenther y al parecer en Alemania había una "guerra" de la moda con tres grupos donde cada cual promoviendo su imagen de la mujer "ideal" alemana. Estaban los que querían jóvenes atléticas, otros que querían una imagen folclórica de una belleza campesina y un tercero que quería una imagen sofisticada, pero totalmente germana, que superase el chic parisino. Lo curioso es que viendo fotos, todas estas imágenes corresponden a mujeres más rollizas que las de los cánones de belleza de Europa y USA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, la imagen. De Eva Braun, correspondería a las dos primeras versiones; la de la chica deportista y a la vez vestida al estilo folcrórico alemán. En esta época, la manipulación de la mujer a través de la moda se hizo patente en los países fascistas...

      Eliminar
    2. Mi querida Karin:

      Me sorprendió mucho ver a Eva Braun entre las fotografías de este post -bastante disfrutable, por cierto-. A ella me une un extraño sentimiento encontrado que no acierdto como calificar o describir. Ella fue una mujer clase media con aspiraciones burguesas y, por supuesto, dentro del contexto de su época. He visto muchas fotos de ella desde que era jovencita y, como la mayoría de esas mujeres que crecieron entre las dos Guerras Mundiales, estaba hechizada con el glamour artificial de las estrellas de Hollywood gracias a las publicaciones especializadas de moda y cine de los años veintes y treintas. Cuando tuvo opción para poder hacerse de una imagen sofisticada merced a su relación con Adolf Hitler, ya como canciller de Alemania, no dudaba en comprarse cosas de la mejor calidad, como sus zapatos marca Ferragamo, por ejemplo. sin embargo su imagen nunca llegó a la sofisticación de la de una Magda Goebbles que representaba, muy cabalmente, a ese tercer tipo que mencionas de mujeres alemanas comprometidas con la "elegancia aria".

      Eliminar
    3. Hola Carmen,no sé si te habrás confundido, pero yo nunca afirmé de Eva Braun encarnase una imagern de mujer sofisticada. Ella encarnaba una imagen de mujer rubia, de raza aria, deportista y sumisa ante Hitler. De hecho, elegí una foto de ella vestida con un traje folclórico, donde encarna esos valores....
      Un cordial saludo!!!

      Eliminar
  3. Karin,
    Que bonito post! La verdad que los anos Treinta tienen un lugar muy especial en la moda y fotografia. Me encantan las imagenes que has escogido. Gracias por compartirlas.

    Saludos desde Nueva York Amiga!

    Maria

    http://onestyleatatime.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias María, esa época fue especial en todo Occidente. Lástima que acabase en una guerra que destruyó millones de vidas...
    Un abrazo desde España!!!
    Karin

    ResponderEliminar
  5. gracias por todo lo que aprendo leyendo lo que publicas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, Angels!!!

      Un cordial saludo!!

      Karin

      Eliminar
  6. Muy iteresante y formativo tu blog y tu entrada de hoy.

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola bella... Interesante entrada... Desde luego cata cambio de moda de antes a después sinceramente me quedo con la de ahora... El otro día fui a BILBO y bueno me imagino que en todos sitios igual solo se veía... R E B A J A S ... Será la crisis? Muackkkk

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante tu post y tu visión sobre los años 30.
    Ah! Y adoro la Wassily de Marcel Breuer, yo tengo dos réplicas en casa, ya me gustaría tener la auténtica!!
    bueno, la tengo sobre papel, algo es algo ;))

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Un recorrido por la moda de los 30 de lo más ilustrativo y formativo. Sin duda, la época de entreguerras constituyó un descenso en el consumo de moda, sobriedad y uniformidad.

    ¿Qué son exactamente las nesgas? Gracias.ç

    Un abrazo, Karin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las nesgas son piezas de forma triangular de tejido que se insertan de forma longitudinal en las faldas y vestidos para dar mayor amplitud y vuelo a las mismas. Un cordial saludo!

      Eliminar
    2. Te felicito por este post sobre los años treinta, me ha encantado. También te doy las gracias por lo mucho que me anima tu blog.
      Hoy estuve arreglando la parte baja de una falda de terciopelo negro pintado de flores que a mí me parecen una maravilla. Por la época a la que perteneció el vestido, por la persona que me lo ha regalado y porque está pintado con polvo metálico, dorado y plateado, yo me atrevo a imaginar que pueda ser de Fortuny. Me desconcierta el motivo: él utilizaba temas vegetales; pero nada que ver con estas flores de brillo raro repartidas en cuatro parejas diferentes, y enlazadas por hojas y tallos de un luminoso color verde esmeralda. Cuando pueda le hago unas fotos y las cuelgo en el blog. Si acaso las ves me gustaría saber tu opinión. ¿quien mejor que tú para sacarme de dudas? Un cordial saludo Ana.

      Eliminar
    3. Hola Ana, gracias por tu palabras. Me alegra que mi blog te anime.
      Respecto a lo que me cuentas, te diré que no soy experta en Fortuny, pero conozco su obra, y poseo un libro sobre la misma. A él le gustaba mucho trabajar el terciopelo, incluso estudiaba las técnicas de tejeduría renacentistas. Si veo las imágenes cuando las publiques, te comentaré lo que sepa.
      Un cordial saludo
      Karin

      Eliminar
  10. hola solo una pregunta algo mas sobre moda masculina de loas treinta tengo una fiesta temática de dicha década y no se que ponerme, me podrías ayudar gracias
    Gregorio Lara mi correo joshuablod@hotmail.com

    ResponderEliminar