martes, 3 de septiembre de 2013

VISITA AL CRISTÓBAL BALENCIAGA MUSEOA (I)

Durante mis vacaciones de verano, he aprovechado  para visitar algunos museos que tenía anotados en mi agenda desde hace tiempo. Ya sabéis que me encanta visitar personalmente, aquellos lugares donde se exhiban colecciones textiles interesantes (algún día publicaré mi lista de museos favoritos).
En esta ocasión, visité el Cristóbal Balenciaga Museoa, dedicado al célebre diseñador, ubicado en Getaria, a pocos kilómetros de San Sebastián, en el País Vasco.
Cristóbal Balenciaga
 
Vista exterior del Palacio Aldamar, anexo al edificio central
 
Puerta de acceso al museo
Tengo que reconocer que el museo me encantó nada más entrar - los espacios grandes y diáfanos me emocionan- pues es como si entrases en un gran santuario de la moda. El ambiente minimalista, hace que las colecciones tengan su propio protagonismo, sin que nada te distraiga de la contemplación de los hermosos vestidos que en su día vistieron importantes damas de la Alta Sociedad.




















El personal de taquilla te atiende con gran diligencia y amabilidad, dándote las indicaciones oportunas para que disfrutes de la visita y no pierdas detalle de las tres exposiciones simultáneas. Junto al ticket de entrada, te entregan un desplegable con la descripción y fotografías de la exposición temporal titulada "Balenciaga y la Alta Costura en Barcelona", situada en la segunda planta. Un pequeño catálogo de la colección permanente de trajes de Balenciaga, "Cristóbal Balenciaga, un legado atemporal", ubicada en la primera planta, y una cartela con un breve resumen de la exposición temporal de fotografías, denominada "Un sueño de Balenciaga, el cine", que se puede visitar en la planta superior del Palacio Aldamar.

Plano del museo
 
"Balenciaga y la Alta Costura en Barcelona". Hasta el 15 de septiembre

"Cristóbal Balenciaga, un legado atemporal". Colección permanente.

"Un sueño de Balenciaga, el cine". Hasta el 13 de octubre
En este primer post introductorio, he querido centrarme en el edificio, y la ubicación de las tres exposiciones que se pueden visitar al mismo tiempo, con lo cual, el precio de la entrada es más que razonable, por lo que os animo a todos a visitar este maravilloso y moderno museo.

En el próximo post, me centraré en la exposición denominada "Balenciaga y la Alta Costura en Barcelona. Proximidades y distancias", que he decir que me fascinó por lo bien conservados que están los trajes, así como el despliegue del espacio expositivo, con un concepto museológico ordenado y coherente,  donde no solo tienen cabida los trajes, también los bocetos, revistas, muestrarios textiles, y una colección de maravillosos sombreros.
















5 comentarios:

  1. ¡Qué ganas tengo de visitar este museo! Estuve ante su puerta un par de días antes de su apertura y me quedé sin poder verlo por dentro.

    ResponderEliminar
  2. Me encantaría ir. Balenciaga es el Maestro1

    ResponderEliminar
  3. Éste es mi rincón de paz y cada noche que vengo aquí encuentro la serenidad, esta vez a través de tus palabras e imágenes en este "santuario" de la moda.
    Me ha gustado muchísimo cómo lo has explicado, las fotos, el orden e incluso su colocación (las dos que están paralelas y parece que se sostienen entre sí, con cristaleras). El edificio es maravilloso con esos parajes tan verdes y la combinación del palacio con la parte más moderna.
    Eres buenísima cocinera, pues ya me has abierto el apetito y querría visitar las tres exposiciones.
    ¡Viva Balenciaga y viva tú!.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Fantástico esta exposición Karin! Gracias por compartir esta experiencia con tus lectores. Me imagino lo interesante que tiene que ver sido ver visto esas piezas de Balenciaga. La verdad que hasta la fecha es uno de los diseñadores mas cotizados y admirado.

    Que disfrutes de un bonito fin de semana Karin!

    Un abrazo bien grande,

    Maria

    http://www.onestyleatatime.com/

    ResponderEliminar