lunes, 10 de febrero de 2014

DETALLES DE MODA: EL POLISÓN

He decidido hacer un pequeño alto en el ciclo que estoy dedicando a la moda en el cine histórico, para mostraros una prenda de ropa interior antigua perteneciente a la colección de mi amiga gallega Ana González-Moro, a quien ya conocéis, pues no es la primera vez que le dedico una entrada en mi blog. En esta ocasión, he elegido un ejemplar de enagua con polisón particularmente interesante, pues presenta un excelente estado de conservación a pesar de datar de 1875-80 aproximadamente. Tal vez haya influido el que haya sido confeccionada con lino, un tejido muy duradero, lavable y fresco, lo que me hace pensar que se trate de un polisón de verano. 



A este modelo de polisón se le denominaba "cola de cangrejo", por su peculiar forma.



Las largas costuras laterales, y las que sujetan las varillas son mecánicas, aunque también hay partes cosidas a mano, como los ojales y la cinturilla.



En la parte inferior, la enagua presenta un volante añadido del mismo tipo de tejido, aunque de un tono más claro. La singularidad reside en que al estar abotonada, se podía extraer fácilmente para lavarla de forma aislada, pues se ensuciaba mucho más que el resto con el roce del suelo.



He desabrochado los botones para que se aprecie mejor

Modelo de enagua con polisón publicado en la revista "Harper´s Bazar" en 1882. 
También presenta la parte inferior abotonada para lavarla aparte.



La forma de la parte interior de la enagua es particularmente interesante, pues se ataba en su parte superior mediante ojales por los que pasaban las cintas. Así se conseguía mantener la tensión de los aros de acero, que le daban su particular forma.

Camisa interior y enagua para polisón. Colección Ana González-Moro
Sobre la enagua con polisón, se añadían otras enaguas más elaboradas, con volantes y encajes que contribuían a dar mayor volumen a la falda.



Dos modelos de elaboradas enaguas que se vestían sobre el polisón, 1876-77.
Álbum de "Grands Magasins du Louvre"
Museo Galliera, París
A partir de los años 70 del siglo XIX, la moda imperante cargaba la silueta femenina por la parte posterior de las faldas, y el empleo de las enaguas con polisón, se hizo imprescindible para sujetar el peso de los abundantes drapeados, lazos, pasamanerías y encajes.

Modelo de verano publicado en la revista "Harper´s Bazar" en 1882
La moda del polisón encarecía enormemente aquellos vestidos, que a menudo precisaban de hasta 15 metros de tela, unido a un complicado patronaje y confección que requería de las manos expertas de costureras y artesanos. Un estilo que perduró con algunas variaciones hasta 1890. 




Agradecimientos:
Ana González-Moro
Bibliografía:
Barbier, Muriel / Boucher, Shazia: Lingerie. Edimat Libros, 2008







Fotografías: Vicente R. Bosch 









10 comentarios:

  1. Uff! pensar que las mujeres llevaban semejantes estructuras parece imposible. Te felicito por el blog Es muy instructivo, didáctico y muy ameno Saludos. Ana

    ResponderEliminar
  2. Entre mis tres próximos proyectos está hacer una como esta....que no sabía que se llamaba de cola de cangrejo, así que los detalles, como el volante abotonado, me ha parecido interesantísimo . Me ha encantado ver el interior, con cintas tipo corsé. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te salga bien, ya me contarás...
      Un cordial saludo!!!

      Eliminar
  3. Gracias por esta publicación. Estoy terminando la carrera de diseño de vestuario pero quiero orientarme a lo teatral y de cine. Y mas aun si es lo de época, que me fascina.
    Felicitaciones, tu blog es buenisimo y la información muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javiera, puedes seguir mis actualizaciones a través de mi fan page de Facebook.
      un cordial saludo!!

      Eliminar
  4. Todos tus post son siempre impresionantes! no me canso de leerlos.
    Gracias por documentarnos tanto y tan bien!
    The Personal Shopper Diary

    ResponderEliminar
  5. SIMPLEMENTE PERFECTA LA EXPLICACIÓN. GRACIAS

    ResponderEliminar
  6. Fantastico, muchisimas gracias, ¿sabeis las medidas de las ballenas?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. solo una pequeña gran duda....podian sentarse? y de hacerlo como lo conseguían hacer? de lado?...gracias

    ResponderEliminar