viernes, 13 de junio de 2014

HISTORIA DEL BAÑADOR MASCULINO

La historia del bañador masculino está ligada al nacimiento del concepto "veraneo", una moda iniciada a mediados del siglo XIX, cuando los miembros de la aristocracia y la alta burguesía europea, comienzan a desplazarse hacia las costas para "tomar las aguas" en balnearios y playas. Los médicos de la época, prescribían el aire puro y los baños de mar como remedio de males y achaques. Esta nueva costumbre social, exigía una indumentaria adecuada para el baño, que no agraviase las normas del pudor victoriano. En el caso del bañador masculino, se recurrió a un maillot que cubría el cuerpo hasta las rodillas y parte de los brazos.






Con la llegada del siglo XX, ese maillot fue reduciendo su tamaño, aunque no su incomodidad, pues los materiales empleados eran los mismos: género de punto de lana gruesa con una elasticidad muy limitada, que se adaptaba poco al cuerpo, picaba mucho en contacto con la piel, y formaba antiestéticas bolsas y arrugas cuando se mojaba, amén de tardar horas en secarse. 





Con la llegada de los años 20, se ponen de moda los baños de sol, lucir una piel bronceada es ahora un nuevo símbolo de estatus. A partir de entonces, aparecen en las costas de la Riviera francesa bañadores de sarga de algodón y nuevos diseños con colores más llamativos,  perneras más cortas, y una parte superior con tirantes que se podían bajar para broncearse mejor.




En los años 30, desaparecen los tirantes y el bañador masculino se reduce a la forma de un short con cinturón. Un nuevo estilo que otorgaba mucha más libertad para practicar la natación. 

Marlene Dietrich en la playa junto a Charlie Chaplin


El actor y campeón de natación Johnnie Weissmüller


En 1939, aparece el lastex, un nuevo tejido de algodón mezclado con fibras elásticas que aportarán a los bañadores una mayor comodidad, elasticidad y un secado más rápido. Las fotografías de actores de Hollywood en bañador, contribuyen a la promoción de la nueva industria norteamericana de la moda de baño.



En las décadas siguientes la evolución en la moda de baño será incesante, pues la industria textil no deja de investigar para crear nuevas y mejores fibras elásticas, que mejoran considerablemente las cualidades de los tejidos para el baño y las prácticas deportivas como el surf y la natación, iniciando una evolución técnica imparable hasta nuestros días.


Para tener una visión más amplia, y comprobar  las últimas tendencias en moda de baño masculina, os recomiendo el estupendo post de Joaquín Torres en "La Percha de Joaquín" 










4 comentarios:

  1. Me gusta muchísimo el post. Siempre aprendemos contigo. Gracias y besos

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado el post!
    Yo ahora estoy haciendo trabajo para mi evaluación final del Master que trata precisamente sobre la historia del bañador y te estaría muy agradecida si me pudieras indicar la bibliografía o revistas de donde has sacado la información para el post por favor.
    Muchísimas gracias! Un beso

    ResponderEliminar