lunes, 23 de marzo de 2015

HISTORIA DE LOS JEANS (I)

Gucci. Colección P/V 2015

Por fin ha llegado la primavera, y con ella salen a la calle las tendencias para esta nueva temporada. Entre los tejidos que dicta la moda, nos encontramos con una completa renovación del "denim", un clásico empleado para la fabricación de los jeans y todo tipo de prendas con las que se pretende transmitir un aire juvenil, desenfadado y con un toque chic.

 


Alberta Ferretti. Colección P/V 2015

La historia oficial de los pantalones que hoy conocemos como "jeans" o "vaqueros", comenzó hacia 1853. Durante la fiebre del oro en California, cuando entre otros miles de emigrantes, llega desde Nueva York un joven judío-alemán de 24 años llamado Oscar Levi Strauss. Allí se reunió con dos de sus hermanos que ya estaban establecidos como comerciantes textiles.


El joven y emprendedor Oscar, comenzó vendiendo gruesas lonas de color marrón, con las que los mineros elaboraban toldos para los carromatos y tiendas de campaña donde se guarecían de las inclemencias del tiempo. Sin embargo, las ventas no fueron muy fructíferas, hasta que un día uno de ellos le dijo que lo que más necesitaban eran pantalones con muchos bolsillos para las herramientas, y que fueran muy resistentes para trabajar entre las piedras y el agua.







Levi Strauss, viendo la oportunidad de negocio, le prometió al minero que se le conseguiría los pantalones esa misma tarde. Empleando como tejido una de las gruesas lonas que vendía para las carretas, buscó un sastre que se los cortó y cosió a máquina con grandes dificultades. La prenda resultante era tan tiesa que se sostenía de pie ella sola, pero prometía la solidez a toda prueba que necesitaban los mineros.




Fue tal el éxito, que de la noche a la mañana, Levi Strauss se quedó sin tela disponible para el sastre, que tuvo que contratar a algunos ayudantes. Así, de vendedor, pasó a empresario e instaló un taller, en el que los primeros pantalones fueron de lona marrón, ya que así era la tela de toldo. Además carecían de bolsillos traseros y se sujetaban con tirantes tradicionales.






Las siguientes remesas de tejido que recibió de sus familiares en Nueva York, contenían un tejido de ligamento sarga compacto y flexible a la vez, de color azul por estar teñido con índigo; el denim, tejido importado de Francia, concretamente de la ciudad de Nimes, donde se fabricaban tejidos de algodón resistentes y económicos.


Para evitar los tirantes, y disponer de más bolsillos en el que guardar las herramientas mientras trabajaban, Levi Strauss diseñó el overall, un mono de denim cortado de una pieza con entrepierna en forma de U y peto que incorporaba los tirantes del mismo tejido.

El tejido denim se obtiene mediante ligamento sarga, con hilos que presentan torsión en Z.
Tintados en color azul índigo en la urdimbre y de color crudo en la trama. 

En 1872, otro judío, llamado Jacob W. Davis, ideó los remaches de cobre para reforzar las costuras de los bolsillos, del mismo modo que se unían los arneses de los caballos. Al no disponer del dinero necesario para patentar su idea, se asoció a Levi Strauss, y juntos crearon el pantalón vaquero con remaches tal y como lo conocemos hoy en día. 

Los remaches también se aplicaron a los chalecos y chaquetas para reforzarlos

Fue tal el éxito de esta nueva prenda, que en la Navidad de 1873 se vendieron 1.800 docenas de cada modelo confeccionadas en la pequeña fábrica de Sacramento Street en San Francisco por un importe de 43.510 dólares de la época...




Publicidad de la Compañía Levi Strauss & Co. 19874


Empleados de la fábrica, situada en Sacramento Street. San Francisco, ca. 1890


El resto de esta interesante historia hasta nuestros días, os la contaré en el siguiente post.






Bibliografía

Baugh, Gail: Manual de tejidos para diseñadores de moda, Pad, Barcelona, 2011

Lehnert, Gertrud: Historia de la Moda del siglo XX. Könemann, Colonia, 2000

Sposito, Stefanella: Los tejidos y el diseño de moda. Promopress, Barcelona, 2014








2 comentarios:

  1. Interesantísimo todo. Poquísima gente no lleva vaqueros (conozco alguno que reniega de ellos).
    Me encantan, además, esos carteles.

    ResponderEliminar
  2. HERMOSO ORIGEN LA DEL VAQUERO!! TIENEN QUE PRESENTARSE DIFICULTADES PARA QUE LA CREATIVIDAD ... ENTRE A FUNCIONAR ...!!! SALUDOS DESDE ARGENTINA.

    ResponderEliminar